whatsapp

 

Queridos lectores,

Muchos de vosotros seréis posibles clientes que, tras leer quiénes somos, qué hacemos, nuestro método de trabajo… posiblemente os pongáis en contacto con nosotros para confiarnos vuestro problema. No dudes que trataremos de asesorarte de la mejor forma posible y seremos muy profesionales en nuestro trabajo, como lo somos con cada encargo.

Pero si tu problema radica en “espiar el whatsapp” de tu novia o “pinchar el móvil” de tu hijo, por favor, lee atentamente este breve artículo.

Espiar el Whatsapp no es cosa de detectives. No es nuestra labor. Si piensas que es una de nuestras funciones, simplemente te estás equivocando. Probablemente por lo que hayas leído en algunos medios a raíz de algunos que más que detectives han protagonizado grandes escándalos por su incompetencia profesional.

Los detectives privados no somos espías, no espiamos, nosotros realizamos investigación: recopilamos pruebas que sirven para demostrar fehacientemente hechos o conductas privadas.

Detrás de un detective privado hay personas normales, profesionales que realizan seguimientos e investigaciones siempre dentro de la legalidad.

“Espiar el Whatsapp” nunca, en ningún caso, es una función de los detectives privados. Primero, porque legalmente, se estaría violando el secreto de las comunicaciones (artículo 197 del Código Penal), y además, porque la Ley de Seguridad Privado deja bien claro que no es una de nuestras competencias (art. 19.4): “En ningún caso podrán utilizar para sus investigaciones medios materiales o técnicos que atenten contra el derecho al honor, a la intimidad personal o familiar o a la propia imagen o al secreto de las comunicaciones.” Un detective privado no interviene una conversación, ya sea telefónica o escrita (Whatsapp, Line o similares).

El único caso en el que podemos grabar una conversación privada, ya sea físicamente o a través de una llamada telefónica, sería cuando el detective privado forma parte de la misma llamada. Es decir, se debe ser uno de los interlocutores en la conversación1.

En Internet han surgido múltiples aplicaciones para, supuestamente, espiar las conversaciones privadas (WhatsApp Spy, Espiar WhatsApp…). Todas ellas lideran el ranking de las aplicaciones más descargadas tanto para iOS como Android, pero simplemente, no funcionan: no cumplen su función y además, si la cumplieran, serían tu herramienta para delinquir. No son más que timos a los inocentes usuarios que quieren “espiar” a sus parejas, a sus hijos, o al vecino, como bien explican en esta noticia. Y mucho cuidadito en Facebook con páginas y apps que incluso se publicitan con esas mismas expresiones: “Cómo espiar WhatsApp”, etc. Es increíble, de hecho, la gran cantidad de usuarios que tienen, cuando no es más que una versión cibernética del timo de la estampita.

En resumen, los detectives privados investigamos, no somos espías. No nos dedicamos a “pinchar” teléfonos, ni conversaciones por WhatsApp, Line, Viber o Skype. Cuidado con lo que veas en Internet. Además de que te estafen, estarías cometiendo un delito castigado con la cárcel.

Para cualquier otra cuestión, no dude en contactar con nosotros, le asesoraremos en todo lo posible.

 

Álvaro P. Martínez es director de MAGNA Detectives, Detective Privado, Director de Seguridad y Especialista Universitario en Seguridad por la Universidad de Salamanca


1El Auto de la AP Madrid de 28 abril 2004, recupera la doctrina constitucional (STS 7-II-1992, 883/1994, 178/1996, 914/1996, 702/1997 y 286/1998) para desestimar un recurso contra el sobreseimiento de una querella por infracción del artículo 197 del CP con la base de que:

“[…] la grabación de una conversación que tiene lugar entre dos personas y que uno de los intervinientes desea conservar para tener constancia fidedigna de lo tratado entre ambos, no supone una invasión de la intimidad o espacio reservado de la persona ya que el que resulta grabado ha accedido voluntariamente a tener ese contacto y es tributario y responsable de las expresiones utilizadas y del contenido de la conservación, que bien se puede grabar magnetofónicamente o dejar constancia de su contenido por cualquier otro método escrito. Cuando una persona emite voluntariamente sus opiniones o secretos a un contertulio sabe de antemano que se despoja de sus intimidades y se las trasmite, más o menos confiadamente, a los que les escuchan, los cuales podrán usar su contenido sin incurrir en ningún reproche jurídico.”

Para llegar a este blog, otros buscaron:

  • investigador privado whatsapp
  • detectives privados whatsapp
  • investigador privado para whatsapp